AÑO 2017:"Memoria, Paz y Soberanía, a 35 años de la Guerra de Malvinas"

martes, 6 de septiembre de 2011

A fin de mes, se inaugura un Museo del Libro y de la Lengua


Sumergirse en la historia del libro y de la lengua puede suponer el inicio de un debate sobre la identidad. De eso se trata el Museo del Libro y de la Lengua, que será inaugurado el 30 de septiembre en avenida Las Heras entre Agüero y Austria, como un organismo de la Biblioteca Nacional.

Serán 1500 metros cuadrados de una obra diseñada por Clorindo Testa y Francisco Bullrich, los autores del edificio de la Biblioteca Nacional, con una inversión de 12,3 millones de pesos. El Ministerio de Planificación aporta 10 millones para la infraestructura y el resto, a cargo de la Secretaría de Cultura, es para el equipamiento.

El nuevo Museo argentino abreva en los modelos del Museo de la Lengua Portuguesa, ubicado en San Pablo, y el Museo del Caribe, situado en Barraquilla. Ambos proyectos creados por el artista brasileño Marcello Dantas, están destinados a poner en valor el idioma y los distintos registros autóctonos, así como a rescatar a los escritores que han contribuido a la expansión de la cultura tanto brasileña como colombiana.

En la inauguración, dos obras apuntarán a los objetivos del Museo. La primera es una videoinstalación interactiva de Albertina Carri –directora, entre otras películas, de Los Rubios – “que expone varias situaciones lingüísticas: la tensión entre el español y las lenguas originarias, la heterogeneidad de las formas del habla en la Argentina y la necesidad de autonomía de la lengua en el Río del Plata frente al español de España”, dice la directora del Museo.

Primera dificultad que enfrentaron los responsables del proyecto: no hay un mapa de la lengua ni de las lenguas autóctonas en el país.

En relación con la representación del libro, será Roberto Jacoby el encargado de darle forma. El artista –que participó de “Tucumán arde” en 1968, que viene de exponer en el Museo Reina Sofía de Madrid y que en 2008, durante el conflicto por la resolución 125, hizo varias performances criticando al campo– eligió la Constitución Nacional como experiencia de lectura.

No sólo habrá una exposición del libro en “distintos hechos de imprenta y de circulación de la Historia y momentos tecnológicos salientes”, como señaló María Pía López, sino 40 obras que se integrarán a una vitrina, seleccionadas con distintos criterios. Así, estarán Ficciones de Borges; El derecho de matar , de Raúl Barón Biza; El contrato social , de Rousseau traducido por Mariano Moreno, entre otros.

El Museo tendrá tres pisos. El ingreso será por la planta inferior, destinada a la lengua. El primer piso será el espacio de la historia del libro. En el segundo piso se harán exposiciones temporarias y en el subsuelo, actividades literarias y de pensamiento.

Los murales que fueron rescatados de Galerías Pacífico en 1991 y hoy están en una dependencia del organismo, serán restaurados ante el público en el nuevo Museo.

El proyecto se completa con una pequeña construcción en vidrio al fondo de la Plaza del Lector, que albergará el Museo del Sitio, donde estará la historia del predio y de la Biblioteca Nacional. Este espacio se conectará con el Museo del Libro y de la Lengua a través de un puentecito.

No hay comentarios: